0 Portada 80 añitos

80 añitos

….. Y el compañero de al lado me dijó, ya llegamos !

Estábamos en la terminal del ADO- Oaxaca bajaba entonces de un Platinum, que me había subido minutos antes de terminar el día anterior, y todavía no se despegaban bien los párpados por haber dormido la mayor parte de la noche. Me hice de mi maleta documentada y ubicando donde llegaría Dolores mi esposa arribando por la misma línea, pero en lugar de llegar procedente del DF como yo, ella venía de Xalapa.

Me senté en «Ruta café» y con los primeros rayos del sol, ya saboreaba un capuchino para no ser tan agresivo con el estómago vacío por la hora y esperar a mi querida Dolores.

En el inter llegó Luis Barrera con quien ya había acordado vernos en ese punto de encuentro, (No fue como lo hablado porque él nos asombra siempre con sorpresas y situaciones inesperadas: como descender del autobús en bermudas y los típicos zapato/choclo con calcetines, haciendo gala de las costumbres de donde vive actualmente E.U.A.), se presentaba a darme un abrazo después de varios meses de no vernos. Continuaban las sorpresas apareciéndose en el punto de encuentro una comadre que tiene en Oaxaca, Dra. Rosalía Melchor, se despidieron no sin antes preguntarle a la lugareña que si sabía de un buen mezcal. Nos dijimos un hasta luego y antes que llegara Dolores se presentaron con dos botellas de mezcal rústico cuya «prueba» rompió todos los esquemas para un estómago en ayunas …..ufff …. Y siguieron las sorpresas: Dolores venía retrasada por un accidente en el camino; entonces me fui con ellos y minutos después ya estaba saboreando ¡unas enfrijoladas con quesillo de la región, frescos aguacates y un típico tazajo ! Acompañado ahora si de un café humeante.

Cuando Dolores me avisó que había llegado, fuimos por ella para que también se deleitara con un desayuno como el nuestro…..

El motivo de haber viajado a los Valles Centrales del Estado y posteriormente subir a la Sierra Norte de Oaxaca era justamente el acompañar, vivir y disfrutar de los festejos de Martín Ruiz Camino con motivo de cumplir 80 añitos.

Pues entramos al hotel «Hostal de la Noria » y fui viendo familia de Martín por doquier ( hijos, nietos, sobrinos, primos, ¡bisnieta ! )……….

hasta que nos encontramos con los amigos Martín y Olguita, él con un pantalón muy alegre, reflejando su personalidad. Nos sentamos en las mesas con sombrillas del patio central a degustar de una bebida refrescante y seguían entrando familias; uno de los nietos le llegó con un lindo sombrero de regalo, ¡qué le quedaba muy bien !

¡ iban, venían ….. la familia !

Martín dice: ¡mucha Raza !

Aludiendo a tanta familia.

Más sorpresas del amigo Luis: después de hablar con el dueño Sr. Mephiboseth Padilla me trajo la llave de la habitación No. 1 para darnos un baño y (como dijera el slogan del jabón «Zest») ¡volver a la vida!

Al terminar Martín ya tenía organizado que él, Dolores, «el que sorprende» y yo nos íbamos a comer a un Restaurant clásico de la ciudad: » Catedral».

Nos estábamos sentando a la mesa cuando apareció la dueña ( Sra. Martina Escobar ) para darle la bienvenida al Ex-Secretario de Turismo del Estado, en tiempos del gobernador Diodoro Carrasco . Emotiva y cariñosamente recordó el extraordinario trabajo que hizo Martin al frente del Turismo Oaxaqueño. ( 20 años atrás ) y luego la hija también comentó cuánto se le extrañaba.

¡Qué platillos: típica comida oaxaqueña muy bien presentada !

Regresamos al hotel y ahí nos esperaba un vehículo para llevarnos a Dolores y a mi, (una atención del querido Maestro Perfecto Mecinas). Con la pericia y simpatía de su nieto subimos cuidadosamente los 3,000 mts de altura y así evitar sentirme enfermo como el viaje anterior.

Llagamos a Benito Juárez, donde lo primero que encontramos fue la calle principal de nombre y rotulada como Arq. Martín Ruiz Camino; seguimos al centro, al denominado palacio,lugar donde despacha la Autoridad del Pueblo. Posteriormente llegaron familiares, invitados y al descender del auto el festejado, se empezó a escuchar la «banda» y los cohetes no se hicieron esperar para anunciar que el arquitecto Ruiz Camino estaba llegando a su Pueblo algo verdaderamente afectivo.

El primer evento fue precisamente en en el local de las autoridades.

En la fachada estaba un letrero (una verdadera manta, de las que ya no se ven, con letras pintadas a mano) dándole la bienvenida al arquitecto, el hijo predilecto de Benito Juárez. Nos invitaron a pasar, había una cantidad importante de asientos: primero nos colocaron a los invitados y luego la comunidad.

Yo con curiosidad quería ver si el cuadro (foto) que colgaba en las paredes junto con la de Benito Juarez era la de Martín (tal como en mis anteriores veces que acudí a los 70 y 75 cumpleaños de mi amigo) ahí estaba la foto de él y la de el prócer de la Patria, fieles al benefactor del lugar.

Martín pidió que todos y cada uno de los familiares e invitados habláramos, y así fue.

Al final el festejado entregó a la Autoridad el diploma, en el que hace más de cuarenta años lo nombran «Hijo Predilecto de Benito Juarez», para que la ciudadanía cuidara de dicho documento enmarcado; en su mensaje explicó que, no podría estar en «mejores manos», este honor recibido hace varias décadas y que tan celosamente había conservado a lo largo de todos esos años.

Ceremonia sencilla pero por demás significativa donde en varias caras se asomaron y rodaron lágrimas de emoción.

¡Mi corazón se estrujo !

Al final ya no cabía la gente, más de 20 estaban de pie; todos nos trasladamos a un escarpado al lado de una ladera y con mesas largas y bancas nos colocamos para recibir unas riquísimas quesadillas combinando el queso oaxaqueño con fresca flor de calabaza, te de manzana y un suave mezcal servían constantemente que venían de unas garrafas interminables de este ¡elixir de la región !

Comíamos ricas alimentos pero degustábamos, cariño y entrega de la comunidad, verdaderamente » aromas y sabores» de la autenticidad de un pueblo indígena con lo más digno de nuestra mexicanidad.

Disculpa lector si te sueno exagerado, pero ahí, uno siente verdadero orgullo de sus raíces: ¡habitantes entregados sin ningún interés, más que mostrar agradecimiento ! ¡Urra oaxaqueños !

——————–

Además de la comunidad e invitados asistieron turistas hospedados en las Cabañas del «Touris you» no escrito en inglés sino en mixteco ( casa del turista)

La banda con músicos de la comunidad y otro grupo llevado de la capital del estado, tocaban alternativamente.

Enfriaba la noche a pesar de los mezcales y nos dirigimos a instalarnos en las Cabañas.

No faltó que los organizadores se acomedían a ver si algo le faltaba a cada cabaña y encender los leños de la chimenea para mantener calientito el espacio de cada una y cuando quedaban las cenizas al amanecer se empezaron a escuchar los acordes de la banda y el grupo musical para amenizar las «Mañanitas» acompañados de los respectivos cohetes y cantarle a Martín.

Esto es singular, escuchar unas Mañanitas escritas hace años especialmente para su «Hijo Predilecto», entonaron algún canto en su lengua y al final en la entrega de flores y abrazos, empezaron a bailar, no faltaría que pensara que era de frío, simplemente de ¡alegría !

Y de nuevo a la cama para esperar los rayos del sol. Entonces una comitiva acude a la cabaña del festejado y de nuevo con cohetes inician el camino a la Escuela aquella que edificó Martín hace más de cuarenta años, hoy con avances en espacios y obras construidas, pero es ahí dónde inició ese enamoramiento entre Ruiz Camino y el Pueblo de B. Juárez , entre B. Juárez y Ruiz Camino.

Ya nos esperaban mujeres con sus mandiles almidonados, impecables en su vestir con sus trenzas, es muy agradable ver tanta gente trabajando en cada una de sus responsabilidades y a sentarse a la mesa con más invitados recién llegados, una muy larga mesa en U, donde en la cabecera presidía el festejado con su esposa y la ]Autoridad, Dolores y yo tuvimos la suerte de estar al lado del maestro Mecinas, escucharlo siempre es una lección de vida.

Riquísimas viandas lugareñas, pero el principal platillo servido era afecto y cuidado.

Al término palabras ahora de los lugareños, hablando de la historia Del pueblo y del benefactor Martín, agregando la participación de quien ha tomado la estafeta, Pablo, el mayor de los Ruiz La Valle, quien fuera capitán aviador de Mexicana y que en aquellos tiempos de volar, trajera del extranjero en cada viaje una bicicleta de montaña para aportar a la comunidad y se utilizará para hacer «turismo de montaña», curiosamente 3 lustros atrás mis hijos montaron y pedalearon por esos caminos.

Cabe la anécdota que Pablo lanzo el kepi ( gorro de piloto ) al aire en el aeropuerto de Oaxaca, al hacer su último vuelo del extranjero al Df y ¡le permitieron prolongarlo hasta Oaxaca acompañado de su progenitor !

Surcando los aires de los valles centrales de Oaxaca.

Pues bien el capitán hablo y se le quebró la voz al recordar que el cuadro que había entregado su padre la noche anterior, colgaba siempre en la casa y que cuando era niño al aprender a leer, practicaba en ese cuadro sin comprender el significado del honor.

No sólo él estaba emocionado, muchos asistentes secábamos las lágrimas por sus palabras.

Quien en sentido coloquial «hizo chuza», una vez más, fue el Maestro Perfecto Mecinas, me cuesta trabajo rescatar sus comentarios, sintetizándolos en esta vez como :

» extremadamente conmovedores» resaltando el evento con el Arquitecto la noche anterior.

¡mi corazón continuaba estrujado ! Y en 3 mil metros, trataba de llevármela tranquila, por ello que en esta ocasión no subí al Mirador menos «tirarme de la tiroleza» como lo hicieran familiares y resto de invitados, en cambio me fui a la cabaña a descansar acompañado de Dolores y así aparecieron los 14.30 hrs listos para regresar al mismo lugar ( la escuela ) a la cita de comida.

Arroz con mole oaxaqueño con zetas silvestres acompañado de grandes y ricas tortillas sin faltar el líquido ese engañoso para la garganta y que dicen que corta la grasa de los alimentos «mezcal» y a entrarle «Matías que de esto, no hay todos los días » y a repetir !

Al final el pastel traído por un grupo de excolaboradores que apoyaron a Martin en su responsabilidad en el Turismo, trabajadores de la Secretaria de Turismo de Oaxaca.

Regresamos amablemente ahora con el Profesor Perfecto y su esposa, hijo del Meastro Mecinas, que durante el viaje nos ilustró con la problemática del Magisterio en México y en especial en Oaxaca.
Es impresionante lo sucedido hasta nuestros días, con un enfoque de las entrañas de quien fuera dirigente de los maestros oaxaqueños !

Si hubo sorpresas al principio, al final no podían faltar, nunca supe donde quedó el Sr. Luis Barrerá.

Hace 10 años narré «los 70 añitos de mi querido amigo Martín» definiéndolo como «Trascendencia», hoy confirmo y ratifico este calificativo de lo que considero: La trascendencia de un Ser humano,

Puedes ser fácil llegar, construir y levantar unas paredes, dotar a una comunidad de un techo, lo que veo yo aquí es contrario al » no le des pescado, enséñale a pescar «, él primero les dio el pescado y luego les enseñó a pescar.

Por citar unos ejemplos (a lo largo de estas décadas) :

Primero fue a construir su escuela, posteriormente vio para que Benito Juárez tuviera esas Cabañas » Touris you » y se pudiera realizar en ese sitio turismo de Aventura, ( Pablo dotarles de bicicletas de montaña ), en el Inter traerle especialistas en temas como disecar frutas, aprovechamiento del agua y embotellamiento, comercialización de productos naturales y el agua.

Es fácil plasmar todas estas acciones, lo importante y de mucha dedicación es haber construido ese trabajo a lo largo de estas años.

Es lindo ver cómo en estos espacios los jóvenes y hasta niños escuchan lo que hizo el benefactor y ellos recordarán, a través del diploma, al hijo predilecto de Benito Juarez: Arquitecto Martín Ruiz Camino.

Quiero mencionar,con profundo cariño, a Gelos que falleció en este 2014 y que seguramente acompañó a su adorado papá, Martín, desde allá Arriba.

Querida Gelos: familia, amigos y la Sierra Norte de Oaxaca ¡te extrañamos!

Otros escritos que te pueden interesar...

A través de una vida ligada al Turismo, a la Comunicación, a la Promoción y la Mercadotecnia hoy la tecnología me permite transmitirte, en diversos canales, los diferentes ámbitos de algunas de mis experiencias, ocurrencia, anécdotas, etc. por el mundo, tanto como turista como por estudioso del Turismo.

Es por ello que, con gran emoción, te presento a: «Gastando Zapatos», deseo disfrutes de mis escritos y me encantaria escuchar tus comentarios, ya sea a traves de este sitio web o alguna de mi redes sociales.

Turismo son experiencias !
“Viajar es conocer y conocer es vivir “
Tu amigo e incansable viajero…
Luis Eduardo Ros

Deja un comentario