Marco y sus Retos… !

Uno de mis hermanos Marco Antonio, quien recientemente estuvo luchando entre la vida y la muerte, después de librar duras batallas con enfermedades anteriores, se ha destacado siempre por enfrentar y superar retos .
Los primeros recuerdos que tengo de él es en un jeep amarillo y en el Bachillerato de la ESBAO (todavía en la Av. 1 frente a el » Teatro Pedro Díaz», en aquel entonces «Cine Córdoba») donde Marco tenía un periódico «La Gaceta» a la vez que vendía «llaves para enrollar/exprimir la pasta dental» (que le surtía a Don Pascual de «La Farmacia El Aguila» en la Av. 1).
Salió a estudiar a Xalapa la Carrera de Leyes en la U.V., llegó a vivir a la «Casa de pupilos de Doña ….Rodríguez»
… cuentan que estando en una cafetería frente al «Parque Juárez» en el centro de Xalapa, (donde se podía divisar el llamado «Cofre de Perote») tuvo la ocurrencia de, en ese momento, invitar a los amigos a subir al volcán no faltando quien lo secundara y llegaran hasta la cima para desde ahí maravillarse con la hermosa vista que desde abajo, ya había planeado admirar. Así como ésa, otras veces Marco subió a la cúspide de «El Pico de Orizaba», luego al «Popocatépetl» esa vez acompañado de el Obispo emérito de la Disociéis de Xalapa: Don Sergio Obeso (los dos solos).
A mediados de los sesentas su gusto por caminar �� lo llevó a otro reto: planear, organizar y llevar a cabo una caminata de Xalapa a Córdoba, pero no por la carretera ( que en aquel entonces libraba las barrancas y cañones) sino a través de montañas y maleza, con una brújula en mano, en la otra un bordón y en la espalda una �� mochila llena de medicinas que serían la moneda de cambio para intercambiarlas por alimentos y alojamiento. Esa excursión la realizó en una semana y esa vez no sólo gastó las suelas, ¡los zapatos quedaron hechos jirones y también sus pies!. Lo recuerdo en casa de mis padres en una recuperación que le llevó dos semanas en cama.
Donde sí logró convencer a tres amigos fue, «para variar» tomando café ☕️ en «la Parroquia de Veracruz» (en Veracruz) abordaron su «Fiat 1100» color blanco con puertas delanteras «alas de gaviota» de ahí se tomaron el siguiente café en Coatzacoalcos; en Catemaco uno de ellos se regreso vía A.D.O, atravesaron «la selva chiapaneca» (cuando no había carreteras a inicio de los 60’s), el siguiente café fue en Tapachula, de ahí los convenció para cruzar a otro País se internaron en Guatemala ….llegando a Nicaragua el motor del auto se «desvieló» (entiendo que nuestro hermano mayor Chava, envió recursos para repararlo) así emprendieron el regreso.
Ya había alcanzado la meta ya, una vez más, había «superado la prueba».
Una mañana, siendo yo niño, alistó a mis hermanos Guty y Rodrigo (este último llevaba años de «Boy Scout» y gusto de explorador) lanzando otro reto: hermanos y otros amigos salieron muy temprano (de nuestra entonces casa ubicada en la calle 6 ) para subir el «Cerro de Matlaquiahuitl» y desde ahí avisorar la «costa Veracruzana» … regresaron ya entrada la noche y con mi mamá muy preocupada .
Así Marco Antonio se ha fijado retos en su vida aunque ahora con los años, ha sido la enfermedad la que ha retado a su salud. Primero «la Diabetes», después «Cáncer» en la cara y recientemente una oclusión intestinal, con complicaciones serias de varios órganos que derivó en «Peritonitis».
Afortunadamente y gracias a su inquebrantable FE en Dios (que lo ha acompañado toda su vida), el gran e incondicional apoyo y amor de su esposa (mi cuñada) Beatriz «Tichi, la intervención oportuna de sus hijos, las oraciones de toda la familia, está luchando por salir airoso y así poder lograr nuevos retos.
Cabe señalar que después de sus 70 años estudió una Maestría en la «Universidad Anáhuac», superando este reto de manera sobresaliente.
¡Vamos Marco Antonio que entiendo naciste de manera especial para enfrentar y superar retos!.
Yo solo te pudiera decir: ¡gracias por el apoyo que me has brindado a través de los años!.
…» Gracias al Creador».

Otros escritos que te pueden interesar...

La salud

...y me pregunto?

…y me pregunto

A través de una vida ligada al Turismo, a la Comunicación, a la Promoción y la Mercadotecnia hoy la tecnología me permite transmitirte, en diversos canales, los diferentes ámbitos de algunas de mis experiencias, ocurrencia, anécdotas, etc. por el mundo, tanto como turista como por estudioso del Turismo.

Es por ello que, con gran emoción, te presento a: «Gastando Zapatos», deseo disfrutes de mis escritos y me encantaria escuchar tus comentarios, ya sea a traves de este sitio web o alguna de mi redes sociales.

Turismo son experiencias !
“Viajar es conocer y conocer es vivir “
Tu amigo e incansable viajero…
Luis Eduardo Ros

Deja un comentario